Ciencia

Noticias de ciencia para todos, actualidad e investigaciones.
Ciencia

Primera pista sobre las partículas imantadas

Todavía no se ha confirmado su existencia, ahora tienen otra pista esencial para poder apresar por último las partículas imantadas que, en lugar de 2 polos, tienen uno solo. Se llaman monopolos magnéticos y su existencia fue presumida hace ochenta y cinco años por el físico Paul Dirac, mas hasta el momento absolutamente nadie ha logrado jamás ver una. Ahora el experimento Moedal (monopolo y Detector de especies exóticas en el Lhc) realizó en Ginebra con el acelerador de partículas más grande del planeta, el Lhc, deja limitar la busca, señalando que los monopolos imantados podría ser realmente pesados.

Perseguido desde 1931, los monopolos imantados tienen por último un primer bosquejo, publicado en el diario de la física de altas energías. “El monopolo imantado de partículas ignotas es conocido, sus propiedades son conocidas, el inconveniente es que aún, no las podemos ver, Laura Patrizii, Organizadora anexa del Instituto de Bologna .

Desde hace décadas, múltiples ensayos con aceleradores de partículas han estado tratando de hallar la confirmación de su existencia, sin éxito. Es un camino que merece la pena explorar por el descubrimiento de monopolos imantados, afirma el estudioso, “tendría un impacto excepcional en física de partículas, Astrofísica y Cosmología”.

Como la electricidad, donde se tienen 2 cargas, positiva y negativa, el magnetismo tiene 2 polos, norte y sur. La diferencia radica en que, aunque es simple aislar una carga eléctrica positiva o bien negativa, absolutamente nadie ha visto una carga imantada únicamente, esto es, el presunto de monopolos imantados, que solo podría tener un polo norte o bien un polo sur. El experimento probó por vez primera eso, existen monopolos imantados, “es más pesado que un protón, al menos tres mil quinientas veces. Esto abre una nueva ventana de investigación, concluye en el experimento.

Noticias de ciencia para todos, actualidad e investigaciones.
Ciencia

Descubierto al autor de una de las falsificaciones más grande de la ciencia

Resuelto uno de los más conocidos “casos sin resolver”: un siglo despues de su muerte, fue identificado el jefe de uno de los mayores fraudes científicos de todos los tiempos, el cráneo de Piltdown Touted como el eslabón perdido en la historia de la evolución de monos a humanos.

El estudio dirigido por el maestro Isabelle De Groote, Liverpool John Moores University, y publicado en la revista Real Sociedad Abierta de Ciencia prueba que el único culpable de la estafa fue Converses Dawson, letrado y entusiasta de fósiles, creando él los falsos huesos de monos y de los hombres.

En mil novecientos doce, en un pequeño pueblo británico, causó sensación el descubrimiento de restos fósiles que presentan peculiaridades de híbridos entre hombres y monos, que se creyo que era el codiciado ‘eslabón perdido’ de la historia evolutiva humana. Al principio, ciertos expertos de renombre habían dudado de la originalidad del descubrimiento, más la repercusión mediatica de los fósiles era muy grande y debieron pasar muchas décadas antes de llegar a la conclusión final de que el descubrimiento era falso. Fue en verdad un cráneo humano, pero con quijada y dientes de un orangután habilidosamente modelado en un laboratorio.

Descubierta la estafa, faltaba saber quién y cuántas personas además de Dawson, habían participado en el fraude. Se sospechaba que otros muchos habían participado en la estafa, como Arthur Smith Woodward, el paleontólogo que presentó al público el descubrimiento y otros personajes como Sir Arthur Conan Doyle, el autor de las aventuras de Sherlock Holmes. En los análisis de los restos con CT no obstante, se halló que las manipulaciones sobre los restos fueron trabajo de una sola mano y conforme el estudio, ninguno de los sospechosos era consciente de la falsificación. La estafa fue por entero organizada por Dawson.

Noticias de ciencia para todos, actualidad e investigaciones.
Ciencia

El ADN obliga a reescribir la historia de la llegada de los primeros humanos a América del norte

Hay reescribir la historia de la llegada de los primeros hombres América: al contrario de lo que se creía hasta el momento, el camino de paso que conectaba America con Asia era impracticable hasta hace doce mil seiscientos años, bastante tiempo despues de la primera prueba de presencia humana en el continente. Eso es lo que señala el análisis del ADN encontrado en los sedimentos de ese antigüo corredor. Los descubrimientos, publicados en la revista Nature, por Eske Willerslev, que trabaja entre la Universidad de Copenhague y el R. Unido a Cambridge, así lo indican.

Los nuevos datos indican que trece mil años antes de la supuesta llegada de los primeros hombres a Norteamerica, ya estaba poblada por la llamada civilización Clovis. Ciertos recientes descubrimientos, asimismo, hacen sospechar que la presencia humana data de todavía más tiempo atrás. El hecho en sí, no es extraño, mas se transforma en un auténtico dolor de cabeza, teniendo presente que en ese instante no había ninguna forma viable que dejase a grandes grupos de personas llegar al continente.

Si se excluye la navegación, que se cree imposible para la epoca, el único camino posible podría haber sido un puente de tierra que, con los niveles del mar más bajos que el de el día de hoy, conectase Asia con América, el actual estrecho de Bering. El paso era inaccesible al estar cubierto por hielo y por consiguiente carente de fuentes de comestibles. Solo en un cierto periodo, entre 2 grandes edades de hielo, se formó un corredor ‘libre’ y en el que la extensión de bosque y mamíferos pudo empujar a ciertas poblaciones, que buscando nuevos terrenos de caza, llegaron a America del Norte.

No obstante, esta teoría queda ahora excluida por los análisis de ADN de los sedimentos encontrados en lagos que se formaron en aquel instante. Conforme al estudio, el estrecho de Bering fue totalmente estéril de bosques y fauna hasta hace doce mil seiscientos años. “Esto quiere decir que la primera gente -afirmó Willerslev- deben haber tomado una senda diferente. Sencillamente no se podía pasar, así que, la población Clovis tuvo que pasar por otro corredor Ártico, como afirmó hasta el momento “. Un escenario posible es que los pueblos viejos han llegado a América del norte desde el sur, por la costa del Pacífico.

Noticias de ciencia para todos, actualidad e investigaciones.
Ciencia

Las tecnologías para discapacitados visuales no son de forma fácil alcanzables

Los dispositivos diseñados para asistir a personas ciegas no están cumpliendo sus necesidades reales. Para demostrarlo, el Instituto Italiano de tecnología, dirigido por Mónica García a efectuado y publicado en el diario de Neurociencia y comportamiento Comentarios, un analisis de las diferentes tecnologias.

Veintiuno expertos examinaron distintos dispositivos desarrollados desde los años setenta, incluyendo la pulsera Abbi, un proyecto en el que participan cinco centros europeos, incluyendo el Instituto para niños ciegos David Chiossone de Génova. En este informe, se ve que prácticamente todos los dispositivos traducen las imágenes en estímulos auditivos o táctiles, sin entregar ninguna información de acciones y movimientos efectuados por el usuario. El estudio hace incapié en esto, ya que es un enorme inconveniente. El empleo de estos dispositivo, asimismo pone Los expertos proponen otras soluciónes, ya que para los más pequeños, la necesidad de conjuntar estímulos de diferentes direcciones, requieren periodos muy prolongados de atención, no acorde con el nivel de desarrollo de los niños invidentes y tiempos de adiestramiento exageradamente largos.

Solo tres de los veintiuno sistemas analizados han sido puestos en el mercado, uno de ellos en los años setenta, al tiempo que cuatro son aplicaciones para móvil inteligente. Para niños, unicamente son dos de estas aplicaciones para moviles y ninguno ha sido objeto de estudios clínicos que midan la eficacia en conjuntos suficientemente abundantes para los pacientes. Entre los sistemas examinados en la investigación, se encuentra la pulsera Abbi, que ya ha empezado la primera fase de ensayos clínicos para transformarse en un dispositivo médico y ser comercializada. Es una pulsera que ayuda a los pequeños a orientarse en el espacio y explorar las dimensiones de su cuerpo, basada en sonidos. Los dispositivos pueden usarse para crear redes de sonido en los entornos donde viven las personas ciegas, utilizandolos para crear un mapa espacial en el que la persona puede moverse.