Luna y el mar Imbrium

Luna y el mar Imbrium

El Mare Imbrium (mar de las sombras) o bien mar de las lluvias es un enorme “mar Lunar”: un cráter de mil ciento veintitres quilómetros de diámetro, uno de los más grandes en la luna, tan grande que es se pueden identificar de forma fácil con un telescopio de apasionado. Los astronautas de Apolo quince fueron abajo cerca del cráter (treinta de julio de mil novecientos setenta y uno), en la pieza del suroeste.

Hay especulación que tiene tres mil setecientos millones de años. En los últimos tiempos se creía que el área es el resultado de un impacto de un objeto grande, mas lo que es verdaderamente grande de este modo lo revela una investigación reciente, publicado en Nature: el objeto que chocó con la luna y dando sitio al cráter llamado Mare Imbrium tenía un diámetro de unos doscientos cuarenta quilómetros. Cerca de diez veces más grande que cree.

“El tamaño del objeto que cayó en la luna clasificar como Protoplanet,” afirmó Pete Schultz, de la Universidad de Brown. Un Protoplanet es un cuerpo celeste “evolucionado”, con su estratificación interna, propio de los planetas.

¿Cuántos hubieron? Imágenes de alta resolución de la Potranca Imbrium muestran meridianamente de qué forma la mayor parte del material eyectado en el impacto es en el lado sureste: Esto señala que la bala procedió del nordoeste con un ángulo bastante contenida.

Un objeto de tamaño afín debe han creado enormes trastornos en las áreas alrededor del cráter: en verdad, las “señales” son todos allá, mas hasta el día de hoy era bien difícil interpretarlos partiendo de una hipótesis de impacto de un cuerpo considerablemente más pequeño.

El Protoplanet asistiría a explicar como de otros elementos morfológicos, como el conjunto de “surcos” en el nordoeste solo durante la trayectoria del impacto. La simulación creada por Schultz daría una contestación a esto, puesto que producida por fragmentos de la bola de fuego.

Un acontecimiento afín, afirma el estudioso, asimismo creo que en los comienzos del sistema solar habían protoplanetas más lo que pensabas y que las posibilidades de enfrentamiento eran entonces altísimas.

Pruebas de laboratorio. Schultz ha desarrollado su hipótesis por recrear el acontecimiento en el laboratorio, disparar una bala a más de veinticinco quilómetros Lunar artificiales por hora.

Utilizando cámaras de alta resolución, con un número muy elevado de fotogramas por segundo, el estudioso pudo observar cada detalle del acontecimiento, incluyendo el instante en que el bólido impacta con la “tabla Lunar” y saltando cara atrás, haciendo que las cerdas indicios afines a los observados en la parte norte occidental de la Potranca Imbrium.

El experimento ha hecho posible reconstruir con precisión el tamaño de la Protoplanet: de doscientos cuarenta a trescientos quilómetros de diámetro. Este descubrimiento no solo explica de qué forma formó el Mare Imbrium, mas asimismo deja comprender por qué razón en las rocas lunares hay tantas muestras de asteroides: los objetos muy grande de rutinas, a lo largo de las etapas iniciales del impacto, quiere decir que hay muchos restos desperdigadas en grandes zonas de la luna.

Ciertos fragmentos de este o bien de otros turismos, si bien grandes más de un quilómetro, pueden han sido lanzados lejos: una vez que el impacto podría ser escapado el enclenque gravedad la fuerza de la luna, y tras deambular en el espacio puede haber caído detrás en él dando sitio a este tiempo cráteres más “pequeños”, los de veinte quilómetros de diámetro, aproximadamente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*