Evaluación de nuestra capacidad… depende del resto

Evaluación de nuestra capacidad… depende del resto

La evaluación de sus capacidades está con fuerza influida por el desempeño del resto y la situación en la que se consiguen. Situaciones cooperativas, se valorará más positivamente cuando otros obtienen buenos resultados y más de forma negativa en caso contrario.

Por contra, en un ambiente competitivo, se deprecia más de lo preciso al interaccionar con los que puede administrar el buen funcionamiento y valoramos más positivamente si otros no relucen. Este es el resultado de una investigación publicado en “La neurona” por un conjunto de estudiosos de la Universidad de Oxford, que asimismo identificó las áreas del cerebro que entran en juego en este tipo de evaluación.

De dominio público en nuevo conjunto de pruebas conductuales – que tras cada ensayo consistió, en vista de las pruebas siguientes, asignando una puntuación a sí mismo y a otros participantes, los estudiosos han encontrado si cooperativo autoevaluación se consiguió de la suma algebraica de los punto asignados a los participantes.

Las exploraciones del cerebro MRI llevadas a cabo a lo largo de la fase de evaluación muestran que la estimación de su capacidad y el otro implicado, 2 áreas diferentes de la corteza cerebral. El nivel de actividad de parte de la corteza cingulada precedente depende el desempeño que el tema había surgido en las últimas pruebas. Esta zona del cerebro ya era famosa por participar en juzgar sus peculiaridades y particularmente en la génesis de los sentimientos de vergüenza.

El nivel y las modalidades de interacción entre estas 2 partes del cerebro – los estudiosos – definen el grado en que el sujeto tiene una sensación de “fusión” con el resto.

El descubrimiento de esta relación entre autoevaluación y las labores de estas 2 áreas, la nota de los estudiosos, podría tener repercusiones interesantes en Clínica psiquiátrica: nos preguntamos – afirma Marco k. Wittmann, coautor del estudio, si los mecanismos cerebrales latentes a la evaluación de uno mismo y otros pueden alterar en trastornos como la depresión, donde la gente se puede sentir impotente aun ante actividades rutinarias más comunes”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*