Ciencia y sociedad: Qué es lo que significa la crisis de la Xylella

Ciencia y sociedad: Qué es lo que significa la crisis de la Xylella

“Si hay una cosa que podemos aprender de la epidemia de Xylella en Puglia es que tratándose de cultivos que tienen asimismo un papel esencial para la compañía, estrategias deben ir unidos de soluciones técnicas y tomar en consideración los componentes sociales, económicos, políticos y culturales”.

Un artículo firmado por Rodrigo p. p. Almeida, maestro de la Universidad de California en Berkeley y uno de los principales especialistas del planeta en bacterias.

Almeida tratando de examinar la historia desde un punto de vista diferente, el peligro de las comunicaciones y administraciónes de crisis. Pues cuando charlamos de Xylella en Puglia hablamos de una situación ya realmente difíciles de tratar, con un área amplísima, un paisaje del revés y el esencial ámbito creciente de la frontera norte podria ser arrasada por la epidemia.

Si, de hecho, ahora sabemos que “la exterminación de la bacteria ya no es posible en la zona afectada” corresponde a prácticamente todo el Salento, el estado latente largo entre la infección y el desarrollo de los síntomas “la epidemia podría ser considerablemente estar extendida de lo que imaginamos y podría haber brotes en el norte de la presente línea de contención”.

Una hipótesis que, en la actualidad, es bien difícil revisar tras el Decreto de embargo precautorio emitido por la Fiscalía de Lecce en el mes de diciembre pasado.

Tiziana Fabi/Getty ImagesProprio el día de hoy, el viernes veintidos de julio, empezaro el curso para trescientos sanitarios escogidos por la agencia regional para las actividades de riego en los próximos meses para hacer retiros y muestras. Posteriormente podríamos se capaces nuevamente de cuantificar la magnitud de los daños.

Mientras han pasado 7 meses, Almeida establece que la renuencia de las instituciones en la toma de resoluciones son precisas e impopulares, conjuntado con la lentitud de la justicia para contestar a la urgencia, estos son los responsables de la carencia de medidas específicas para supervisar la epidemia”.

Almeida usa palabras duras contra los conjuntos ambientalistas y ciertos políticos locales que siente responsables de la otra una gran parte del problema, sus sacrificios para resguardar los árboles de oliva solo exacerbaron enfrentamientos a falta de la confianza de la ciencia y los científicos implicados en los ensayos. Terreno fértil para las teorías de conspiración que han permeado la sociedad previniendo además de esto las actividades de inspección.

El cuello de botella eran las medidas de ejecución, que jamás han sido admitidos por las partes interesadas y no han recibido la colaboración precisa para aplicar eficazmente. En verdad, se opusieron y por último bloquearon. Una situación que, en retrospectiva, podría haber sido prevista y seguramente evitada.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*